Un niño de 14 años ha sido detenido en Texas después de que la policía confundiera con una bomba un reloj hecho a mano que llevaba al colegio para enseñárselo a sus profesores del Colegio MacArthur, en la localidad de Irving. Las autoridades todavía se plantean presentar cargos contra el adolescente y el colegio lo ha expulsado tres días.
Los padres del adolescente, llamado Ahmed Mohamed, han denunciado el incidente al Consejo de Relaciones Americo-Islámicas (CAIR), que está investigando lo ocurrido, ya que creen que la causa real es el origen musulmán del pequeño.

Rápidamente los medios locales se hicieron eco de lo ocurrido y en las redes sociales ha surgido una gran polémica respecto a si se trata de un caso de islamofobia.


GRANDES HABILIDADES

Ahmed es un alumno brillante a quien le encanta todo lo relacionado con la robótica y la electrónica. Su intención era sorprender a uno de sus profesores enseñándole uno de sus últimos "inventos", según él mismo ha explicado al Dallas Morning News.

"En mi anterior colegio iba al club de robótica, pero en Irving ningún profesor sabe todo lo que sé hacer", explicó.

Según el adolescente, tardó solo 20 minutos en preparar el reloj que estaba compuesto por una placa de circuitos y una fuente de alimentación conectados a una pantalla digital.

ASPECTO SOSPECHOSO

Su profesor de tecnología quedó complacido con las habilidades de Ahmed pero le aconsejó que "no lo mostrara a los otros profesores".

Pero una maestra se fijó en el reloj cuando el dispositivo sonó en medio de clase y lo requisó. "Realmente parecía un explosivo", se defendió ante los medios la maestra que alertó a las autoridades.

"Yo le dije a todo el mundo que era solamente un reloj digital que yo mismo había hecho, pero insistían en que se trataba de una bomba", relata Ahmed al Dallas Morning News. "Incluso el director me amenazó con expulsarme si no lo reconocía"



CON LAS ESPOSAS PUESTAS

Más tarde, Ahmed fue llevado al despacho del director donde fue interrogado por cuatro agentes de policía y finalmente se le esposó y fue llevado a un centro de detención juvenil.


El portavoz de la policía, James McLellan, ha explicado que Ahmed simplemente negó las acusaciones pero no supo dar detalles sobre cómo había elaborado el reloj, por lo que los agentes prefirieron cerciorarse de que no estaban ante un artefacto peligroso.

MacLellan ha añadido que es posible que se presenten cargos contra el adolescente por la fabricación de una bomba falsa.

EXPULSADO DEL COLEGIO

La escuela no se ha manifestado respecto a lo ocurrido salvo un comunicado en el que subraya que "alertar de cualquier elemento o comportamiento sospechoso" es una de las normas que deben cumplir tanto profesores como alumnos del colegio.

De momento, han convenido expulsar al adolescente durante tres días.

POSIBLE CASO DE RACISMO

El padre de Ahmed, Elhassan Mohamed, quien es originario de Sudán, dijo que su hijo "sueña con llegar a inventar cosas que cambien el mundo. Le gusta construir y hacer cosas por él mismo y compartirlas con los demás". "Sin embargo, al ser musulmán es víctima del racismo", aseguró el padre.


El CAIR sospecha que los padres de Ahmed puedan estar en lo cierto por lo que han abierto bilateralmente una investigación sobre lo ocurrido. ep.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios