¿Serías capaz de andar a cuatro patas? De primeras el extraño ejercicio requiere de una elasticidad de la que no todo el mundo puede presumir, ya que como se observa en la imagen no se trata de arrastrarnos por el suelo, sino de caminar con las piernas ligeramente flexionadas y con las palmas de las manos totalmente apoyadas.

La imagen no refleja a un contorsionista de circo ni a un sketch de 'Humor Amarillo', sino que llega desde China y escenifica un nueva y extraña práctica para ponernos en forma. En el país asiático aseguran que se trata de un método con años y años de antigüedad y que para encontrar su origen tendríamos que remontarnos a la Dinastía Han. Sin embargo, aquí no nos imaginamos a alguien andando así por el Parque del Retiro.

Los aficionados a las 'cuatro patas' apuntan que de esta forma se pueden fortalecer los músculos de la espalda y la columna vertebral.

Y como no podía ser de otra forma, ya hay una persona que puede presumir orgulloso de su récord Guiness de velocidad caminando a cuatro patas. ¿Su hazaña? Recorrer cien metros en tan solo 15,71 segundos. que.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios