Las manos del Estado Islámico se extienden a través de las redes sociales. Por esta razón Facebook y Twitter, entre otras, han activado al máximo sus controles de seguridad para controlar los movimientos de la organización terrorista y bloquear sus comunicaciones. El control está siendo tan extremo que ya ha afectado a varios usuarios. "Facebook piensa que soy una terrorista. Parece que mandarles un pantallazo de mi pasaporte no es suficiente para que reabran mi cuenta", denunciaba a través de Twitter una joven de San Francisco (EEUU) el pasado 17 de noviembre. Facebook había bloqueado su cuenta. ¿La razón? Su nombre: Isis Anchalee.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios