Una ciudadana de Corea del Sur ha sido detenida en su vivienda después de obligar de forma forzosa a su marido a mantener relaciones sexuales con ella durante 29 horas (sí, durante más de un día) tras encerrarle en la habitación y tirar la llave de la casa por la ventana (las cuales están protegidas con verjas).

Según publica 'Daily Mail', el objetivo de esta surcoreana de 40 años era que los tribunales reconocieran la violación conyugal como delito en el año 2013. ¿Por qué pretendía que la justicia la detuviera? Para tener "una excusa" para que le diera el divorcio que lleva buscando desde hace meses.

No es la primera vez que se produce un caso de estas características en Corea del Sur. A comienzos de año, una mujer admitió haber drogado a su novio para atarlo y golpearlo con un martillo. ¿Su intención? Que los tribunales le otorgaran el divorcio de forma legal. ¡De locos! - Daily Mail - 1.11.2015
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios