Una docena de vehículos fueron 'tragados' este fin de semana por una enorme grieta que se formó en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida en las afueras de Meridian, Misisipi, sur de Estados Unidos. 
La grieta tiene unos 120 metros de largo. Según reportan en las redes, algunos testigos presenciales cuentan que estaban comiendo el sábado dentro del establecimiento cuando vieron cómo se derrumbaban las farolas del aparcamiento y escucharon el ruido de la formación del socavón. Avisaron a los servicios de emergencia, pero estos constataron que el hundimiento no había dejado ningún herido. 

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios