Algunas cosas parecen imposibles, salvo que se produzcan en la extinta Unión Soviética. Por ejemplo, que todo un Bugatti Veyron sea localizado abandonado, en el lamentable estado de la imagen.
No es la primera vez que las redes sociales hacen virales imágenes de grandes automóviles abandonados, sobre todo en aparcamientos de Qatar y Dubai. Sin embargo, la instantánea de esta ocasión es todavía más impactante: se trata de todo un Bugatti Veyron 16.4 (1,5 millones de euros la unidad antes de impuestos y 1.001 CV de potencia, además de 400 km/h de velocidad punta) localizado en el lamentable estado que cabe apreciar sobre estas líneas, en las profundidades de Rusia.

¿Robado? ¿Abandonado? ¿Propiedad de un mafioso? ¿Ajuste de cuentas? Su propiedad es, al parecer, una incógnita. Es más, algunas fuentes apuntan a que podría tratarse de un modelo falsificado; eso sí, copiado con exactitud milimétrica.
En todo caso, el coche —de ser original se trataría de una de las 300 unidades fabricadas por la marca gala del Grupo Volkswagen—, sumergido en un mar de tierra y polvo, presenta numerosos daños de carrocería, pilotos rotos... Algunos podrían ser irreversibles.ABC.ES

No estaria de más echar un vistazo al maletero. Igual el dueño anda por allí.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios