Recent Posts

EL ÁRBOL DE NAVIDAD REDUCE LA VELOCIDAD DE TU WIFI

14.12.15

Parece mentira, pero es real. Las luces de Navidad que rodean el árbol que ahora mismo contemplas ahí fuera en la calle o delante de ti, en el salón de casa, disminuyen la velocidad del wifi. La polémica saltó hace ya algunos días, cuando el diario británico The Guardian publicó un artículo en el que Ofcom, el organismo regulador de las comunicaciones, aseguraba que "algunos aparatos electrónicos como los microondas, las radios para controlar al bebé a distancia y las luces de Navidad pueden causar interferencias en las redes wifi".

No estamos hablando de que este año no coloques el árbol. Tampoco de que te sitúes en la diatriba entre decorarlo con luces o no hacerlo. En Ofcom dicen que las luces solo interfieren en el normal funcionamiento del router, pero en según qué casos. Y estos casos suelen ser aquellos en los que la red no está configurada correctamente o las luces navideñas cuentan con algún defecto de fábrica.

Un router emite ondas de radio. Esas ondas están configuradas para viajar a una frecuencia de entre 2,4 y 2,6 GHz, por lo que para provocar algún cambio en la intensidad de la señal, sería necesario que el transformador de las luces se convirtiesen en una antena que emitiese otro tipo de ondas que entrasen en conflicto con las de radio. Por ejemplo, las electromagnéticas; pero eso sí, a una frecuencia igual o similar.

Fuentes del Ministerio de Industria consultadas por eldiario.es aseguran que "no son las luces, sino el dispositivo eléctrico o electrónico que convierte la señal alterna de la toma de energía eléctrica (220V, 50Hz) en señal continua de tensión más baja" lo que podría convertirse en una antena que ralentizase la señal wifi.

El transformador podría convertirse en antena y generar una señal de radio -siempre y cuando circule la corriente necesaria por el mismo- capaz de hacer más lenta la conexión. Desde Industria cuentan que "ese dispositivo es el que radia e interfiere si no cumple la Directiva europea sobre compatibilidad electromagnética". Por su parte, Tom Coughlin, miembro de honor del Instituto de Ingenieros Eléctricos cuenta al diario inglés que "de todas formas, esa señal tendría que encontrarse a la frecuencia correcta para llegar a causar problemas en el wifi".

Llegados a este punto es necesario recordar por qué es obligatorio por ley desde 1973 que todas las instalaciones eléctricas en viviendas cuenten con una toma de tierra. Si no fuera así, cualquier aparato conectado a la red eléctrica que contase con algún defecto en su aislamiento podría electrocutarnos. Si las luces de Navidad estuvieran mal fabricadas o el enchufe al que se conectasen no tuviera toma de tierra, estas podrían convertirse en una antena que disminuyese la señal del wifi.

No es un escenario previsible. Pero algunas viviendas antiguas o cuya construcción es anterior a 1973 podrían no contar con una toma de tierra entre la instalación eléctrica. Ese factor habría de sumarse al ya mencionado: que por el cable conductor de las luces circulase suficiente corriente como para llegar a emitir una onda electromagnética. "Cualquier foco de emisión próximo, que radie en la misma frecuencia de recepción del router, causará interferencias", dicen desde Industria.

No es el mejor Internet el del Reino Unido

El think-thank británico ha desarrollado una aplicación para medir la velocidad de la conexión. En el Reino Unido, aproximadamente seis millones de hogares y oficinas no cuentan con una buena instalación de red. La app que ha puesto en marcha Ofcom sirve para medir el volumen de datos que llegan al router. En el estudio que han presentado también se señala que aproximadamente un 8% de los hogares británicos no recibe más de 1MB por segundo.

Aunque sí que hay algún que otro pequeño truco para "acelerar" el wifi sin tener que, por ello, dejar desnudo de luces al árbol navideño. Desde el Ministerio de Industria advierten: "En función de la intensidad de la señal interferente podrá obstaculizar la recepción del router". Pero no hay de qué preocuparse, aunque sí sería bueno separar lo máximo posible el router de las luces. Si el router es de banda dual, prueba a cambiar el canal de la frecuencia. Si todo lo anterior no funciona, prueba a poner bolas navideñas, osos de peluche o guirnaldas en el árbol. De momento, no está comprobado que produzcan interferencias en el wifi. - eldiario.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario