En Llanera, Asturias, se encuentra la iglesia que se ha convertido en un impresionante skatepark, místico lugar de peregrinación para los amantes del skate. Abandonada desde hace décadas, la ocuparon hace unos cuatro años entusiastas skaters que construyeron las rampas típicas de estas instalaciones, pero es ahora cuando gracias a un proyecto financiado con crowdfunding se ha convertido en la espectacular Kaos Tremp, de la mano del artista Okuda San Miguel..

 

Paredes y techos son ahora coloridas mosaicos de figuras geométricas que caracterizan la obra de Okuda. nopuedocreer.com

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios