¿Qué misterio rodea esta playa donde resisten estoicos estos troncos de más de 2.000 años de antigüedad? Los viajeros que visitan este antiquísimo bosque surgido en una playa en Neskowin, Oregón, se quedan atónitos ante el paisaje imposible. Los troncos de estos árboles que sobresalen del agua tienen más de 2.000 años de antigüedad y, según los expertos, formaron en su día un enorme bosque de abetos, informa 'The Daily Star'. El misterioso 'bosque fantasma', que llevaba sepultado unos 300 años, quedó al descubierto en 1998 cuando una gran tormenta arrasó la ciudad costera estadounidense removiendo vastas capas de arena, explica Discovery Max. El centenar de troncos que resisten estoicos fascinan a los visitantes por su aspecto inquietante. Los científicos estiman que un tsunami ocurrido entre los años 1680 y 1720 fue lo que hizo desaparecer al bosque. Cuando la supuesta ola cargada de sedimentos arrastrados retrocedió, la madera de los árboles se conservó bajo la arena hasta que, una vez desenterrados, se mantuvieron fosilizados. REUTERS

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios