EL CARRITO DE MERCADONA, MÁS FAMOSO QUE EL DE MANOLO ESCOBAR


Si afirmo que la justicia española vive en una época de precariedad no creo que nadie se extrañe, pero al ver la fotografía que el domingo publicó el diario El Mundo para ilustrar una entrevista con Pedro Horrach, el fiscal anticorrupción del caso Nóos, no me lo podía creer. El fiscal antiacusador está sentado detrás de un escritorio como corresponde a la justicia, rodeado con montañas de expedientes y carpetas. Tras él, una estantería con más montañas de papeles y carpetas, además de arxivadoes y cajas de cartón.
¡Y atención! a su derecha, junto a la pared se puede ver un carrito de Mercadona rebosante de cajas de cartón precintadas con cinta de embalaje en la que se lee "Guardia Civil".
¿Como ha llegado este carrito hasta el despacho de un fiscal? Esta es la pregunta que se hace mucha gente en la red, y no creo que se trate de una campaña de publicidad subliminal del Sr. Roig. La foto del carrito del super es un caramelo, es tierna, emotiva, y define el momento en que estamos viviendo en este país de pandereta, sólo faltaría que en el carrito hubiera aún la moneda de un euro falsa empleada para sacarlo de su prisión.
En declaraciones a La Vanguardia, el fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, ha aclarado el incidente del que es ya el carrito de super más famoso de España y parte del entrajero. "El carrito se lo encontró un trabajador junto a unos contenedores de basura y lo cogió para transportar los documentos. Yo mismo inicié los trámites para ponerme en contacto con Mercadona y ya se ha vuelto el supermercado" , relató Barceló.
Todo ello, rancio, hortera, cutre, muy en la línea de quien tiene el carrito a su lado, el Fiscal Anti Corrupción, defensor acérrimo de la infanta Cristina. Como diría Forges: ¡País!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

About Me
ABSURDIDADES