Madrugada de este domingo, Barcelona, andén de la estación de metro de Liceu, línea 3. Una pareja considera que este es un buen lugar para hacer el amor, o eso es lo que parece, sin importarle los curiosos, ni los móviles, como el que usó una viajera para grabar tan insólita escena. A ambos lados de la pareja en pleno coito, como se distingue en el vídeo, se genera una especie de cordón de seguridad, una línea marcada por el estupor y el pudor que nadie se atreve a cruzar.
"Estamos muy hartos de este tipo de situaciones y por eso me he decidido a denunciarlo y hacerlo público", aporta a EL PERIÓDICO el amigo de la joven que grabó la insólita coyunda, y que prefiere mantenerse en el anonimato. En las imágenes se ve cómo un grupo de chavales anda en dirección a la pareja, y cómo, tras darse cuenta de la actividad sexual sobre el banco, se detienen entre risas nerviosas. Puede que fuera una apuesta, puede que sea una acción publicitaria encubierta, o una 'performance', o dos actores poniéndose a prueba. O simplemente, dos incontinentes. El caso es que en la madrugada del domingo, bajo un luminoso que anunciaba la huelga de metro del martes y el miércoles, un hombre y una mujer copulaban sin reparos.
Un portavoz de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha asegurado desconocer los hechos, los cuales, ha dicho, serán investigados en las próximas horas.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios