El robot Xian'er entona mantras y responde a preguntas sobre el budismo y sobre la vida cotidiana en un templo que tiene 500 años de antigüedad
Su creador lo define como "un reflejo del espíritu budista innovador, que podría ayudar a que el budismo tradicional llegue a un público más amplio de forma más fácil"
En una inesperada síntesis entre lo antiguo y lo moderno, un templo budista cercano a Pekín ha desarrollado un monje robot que puede entonar mantras y explicar los dogmas básicos de fe. Con una altura de 60 centímetros, Xian'er está envuelto en una túnica de color amarillo azafrán y tiene la cabeza afeitada. A pesar de estar buena parte del tiempo encerrado en la calma espiritual del templo de Longquan, mantiene una expresión de sorpresa permanente.

Su objetivo es llegar a personas que están más conectadas con sus  smartphones que con su yo interior. Xian'er puede responder a 20 preguntas simples, que se muestran en la pantalla táctil de su pecho, sobre el budismo y la vida cotidiana en ese templo de 500 años de antigüedad.

El maestro Xianfian, monje (humano) en Longquan y creador de Xian'er, afirma que se puede usar la inteligencia artificial para difundir la sabiduría budista en China. "La ciencia y el budismo no se oponen ni se contradicen. Pueden combinarse y ser mutuamente compatibles", ha explicado a la agencia Reuters.

Ha añadido que el budismo llena un vacío en una existencia acelerada y tecnológica. "El budismo es algo que da mucha importancia al corazón más profundo y presta atención al mundo espiritual del individuo. Creo que puede satisfacer las necesidades de mucha gente", señalado.

El desarrollo de Xian'er como robot fue un proyecto conjunto entre el templo, expertos en inteligencia artificial de universidades chinas y una empresa tecnológica. Desde su creación, ha estado presente en varias ferias de robótica en diferentes lugares del país, pero pasa la mayor parte del tiempo en profunda meditación en un estante de oficina en Longquan.

Su existencia empezó como dibujo diseñado por Xianfian cuando llegó al templo en 2011. Este describe a Xian'er como "un reflejo del espíritu budista innovador, que podría ayudar a que el budismo tradicional llegue a un público más amplio de forma más fácil".

El maestro Xuecheng, que está a la cabeza de Longquan y preside la Asociación Budista de China, es un entusiasta de la comunicación digital. "Los budistas no solo deberían aspirar a la iluminación a través del aprendizaje, la meditación y la cultivación del día a día para obtener energía positiva de la doctrina budista. También tendrían que aportar más a la sociedad, transformar sus propios beneficios, bondad, compasión y sabiduría para los demás a través de Internet y los nuevos medios", ha contado en la televisión CCTV.

The Guardian - Harriet SherwoodTraducción de  Jaime Sevilla Lorenzo para el diario.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios