Hace cuatro años, cuando James Young sufrió un accidente que lo dejó con unos “horribles, espantosos y blancuzcos” brazo y pierna protésicos, no sabía que pronto se convertiría en ‘parte cyborg’ gracias a un original experimento que le otorgó un brazo biónico.

Su nuevo y futurista brazo se siente real, y en algunos aspectos es incluso mejor que uno de verdad. Viene equipado con varias características interesantes como una linterna, un puerto USB, una luz láser, ¡y hasta un drone!

La vida de James nunca sería la misma luego de aquel fatídico día de Mayo de 2012, cuando estaba a punto de abordar el tren Docklands Light Railway, en el este de Londres, que casualmente pasaba demasiado cerca de la plataforma cuando extendió el brazo para empujar el botón para abrir las puertas, y el impulso del tren en movimiento le hizo girar y perder el equilibrio. Se deslizó y cayó entre dos vagones. James no tiene memoria del incidente, pero ha podido para reconstruir todo usando imágenes de CCTV.

“Mis amigos miraron a su alrededor y no podía verme”, dijo. “El tren se detuvo y mis amigos se subieron y tiraron de la alarma. Dos hombres ayudaron a buscarme. El tipo que me encontró, David Kelly, se metió bajo el tren y me habló para mantenerme consciente.”.

James fue trasladado al Hospital Royal de Londres, donde se lo mantuvo en coma inducido durante 12 días. Su brazo izquierdo estaba muy dañado, mientras que su pierna izquierda fue cortada debajo de la rodilla durante el accidente. Con el tiempo, los cirujanos se vieron obligados a amputarle el brazo, y a llevar a cabo otras 12 operaciones para reconstruir su rostro y cuerpo.

Luego de pasar casi cuatro meses en el hospital, James fue dado de alta con una edición estándar NHS de las prótesis de brazo y pierna, con un gancho en lugar de una mano. Aunque éstas eran mejor que no tener el brazo o la pierna, pero James encontró extremadamente difícil enfrentar las tareas de su vida diaria.

Hace un año, la vida de James cambió una vez más, pero esta vez para mejor. Siendo fanático de los videojuegos, continuó usando su brazo derecho para jugar, y el año pasado respondió a un anuncio de una compañía de juegos llamada Konami. Estaban buscando amputados interesados en probar una nueva prótesis futurista. Y James era el candidato perfecto. Fue elegido entre otros 60 candidatos, y fue llevado al estudio de Londres de la artista de prótesis Sophie De Oliveira Barata, para tener un brazo metálico personalizado, diseñado específicamente para él.

Sophie, creadora del Proyecto Alternative Limb trabajó previamente en efectos especiales para películas. Junto con un equipo de 10 expertos, creó un dispositivo protésico de 87.000 dólares hecho a medida para James, que funciona con pilas, y que consiste en un brazo de metal y plástico articulado que puede ser controlado por los músculos de sus hombros.

Gracias a la nueva mano, James es ahora capaz de coger objetos pequeños como monedas, junto con la realización de un sinnúmero de otras tareas diarias con facilidad. “Me da una mano, y no un dispositivo”, dijo. “Es suave, pero firme, ¡por lo que es muy agradable de estrechar!” Lo que es más, el brazo incorpora un montón de otras características interesantes, como un puerto USB para cargar su teléfono, un reloj incorporado, una linterna para ayudarlo a ver en la oscuridad, un drone equipado en un panel exterior del hombro, e incluso una luz láser para efectos especiales.

Con casi 2 metros de alto y con un brazo robótico, James es ahora una figura imponente. Al principio estaba preocupado por la forma en que podría llevar el look cyborg, pero su estilo se lleva bien con su personalidad. “No quiero parecer Terminator, porque mi trabajo implica hablar con los médicos sobre los medicamentos que utilizan,” dijo. “No quería dar la impresión de que voy a matar a alguien…” - periodismo.com

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios