Los habitantes de un remoto pueblo de las islas de Banggai (Indonesia) pensaron que habían sido bendecidos por un 'ángel' caído del cielo justo unos días después de que tuviera lugar un eclipse solar. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: se trataba de una muñeca hinchable, informa AFP.

Pardin, un habitante del pueblo que como mucho indonesios no tiene apellido, la encontró el mes pasado cuando estaba pescando y la llevó hasta su casa, donde trató a esta figura como si realmente fuera una persona humana. Su madre la rellenó de tela, la vistieron, le pusieron un velo y la sentaron en una silla.



La gran afluencia de curiosos que se desplazaron para ver al 'ángel' provocó que la policía finalmente investigara qué era lo que despertaba tanto revuelo. "Oímos muchas historias, como que el 'ángel caído' estaba llorando cuando lo encontraron (...) allí no tienen Internet, no saben lo que es un juguete sexual", afirma el jefe de la Policía local, Heru Pramukarno. Finalmente, la muñeca ha sido desinflada y confiscada.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios