Hong Hong es un bebé que ya tiene 4 meses y que nació con 31 dedos repartidos entre pies y manos. Tiene 15 dedos en las manos y 16 en los pies. El pequeño, originario de una localidad rural de la provincia de Hunan, en China, sufre polidactilia, un trastorno genético que también sufre su madre. La familia de Hong Hong ha pedido ayuda para pagar la costosa operación quirúrgica con la que corregir la anomalía de su hijo.

Durante el embarazo, los padres ya estuvieron pendientes de cómo evolucionaba el feto dado que la madre también tiene polidactilia, concretamente tiene seis dedos en manos y pies. Los médicos les aseguraron entonces que el bebé no presentaba ninguna deformidad en las extremidades.

La intervención, según los médicos consultados, se debería hacer cuando el niño tenga entre seis y 12 meses. La familia ha recabado diversas opiniones médicas sobre cómo tratar a Hong Hong. Algunos advierten de que la operación es mucho más compleja que la simple retirada de los dedos sobrantes porque el bebé necesita que le reconstruyan los pulgares.

La intervención tiene un coste de 200.000 yuans, 26.000 euros. Los padres se han volcado en Internet para lograr ayuda y por el momento han conseguido 40.000 yuans (más de 5.000 euros) a través de donaciones on-line. ELPERIODICO.COM

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios