Una de las pasajeras llorando al encontrarse con sus familiares en la terminal de Santiago - FOTO: FERNANDO BLANCO
Un piloto de Ryanair advirtió al aeropuerto de que un hombre amenazó con explotar la nave cuando iniciaban el aterrizaje // Se activó el protocolo de seguridad y el aparato fue desviado al final de la pista para revisar el equipaje del individuo, que fue detenido por la Guardia Civil 

Eran sobre las 20.30 horas de la tarde de ayer cuando los pasajeros del vuelo de Ryanair FR1123, que cubría el trayecto entre Tenerife y Santiago de Compostela, empezaban a prepararse para el aterrizaje. De pronto un hombre se levantó de su asiento y empezó a correr por el pasillo gritando “hay una bomba, va a explotar”. Una, dos y hasta tres veces pronunció la palabra maldita, bomba, para la aviación civil.

Algunos de los pasajeros advirtieron, una vez en tierra, que dijo “voy a poner una bomba porque no me dan una cerveza”, versión confirmada por fuentes policiales. Aunque alguna de las personas que le acompañaban trataron de calmarlo, el sujeto se mantuvo en sus amenazas por lo que los pasajeros empezaron a sentir una mezcla de miedo, desconcierto y preocupación.

Más información en El Correo Gallego 

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios