Muchos anuncios pasan desapercibidos y son olvidados, pero este no será el caso del nuevo spot de la marca de perfumes Kenzo, que ha dejado atónitos a los espectadores.

El vídeo, que anuncia la fragancia Kenzo World, se ha convertido, en sólo tres días, en un símbolo para los mil·lennistes. Los más jóvenes, ansiosos por conquistar el mundo y romper con las reglas establecidas, han convertido el clip en bandera de sus aspiraciones vitales y culturales. ¿El motivo? Romper con los clichés y la hipocresía.

El anuncio comienza como cualquier otro de perfumes: un lugar lujoso, gente elegante y vestidos de alta costura. Pero rápidamente este universo idílico e hipócrita desvanece y se olvida gracias a la joven protagonista, la actriz Margaret Qualley (Jill Garvey en la serie 'The Leftovers').

Margaret sigue un impulso interno y de repente los espasmos corporales y las muecas lo invaden. Entonces comienza a bailar libremente por pomposo edificio, con teatro incluido. Es precisamente esta desinhibición y esta forma de mostrarse tal como es el que ha roto con los clichés propios de este tipo de la publicidad, caracterizado por los prototipos perfectos.

Qualley, que además de actriz es bailarina, ha conseguido que su frenética muestra de expresión corporal conviva con la sensualidad.

Pero no todo el mérito es suyo. La coreografía ha sido ideada por Ryan Heffington, famoso por crear los movimientos del videoclip 'Chandelier' de Sia. La canción 'My mutante brain', de Sam Spiegel y Ape Drums, también ayuda a exaltar la caótica y extraña coreografía.

El director del aplaudido vídeo es Spike Jonze. El estadounidense se caracteriza por tener un estilo propio, como demuestran filmes como 'Her', 'Donde viven los monstruos' o '¿Quieres ser John Malkovich?'. Pero Jonze también es un gran director de videoclips (ha dirigido JAY Z, Kanye West y Björk, entre otros.

Precisamente su nuevo anuncio se inspira en el que ya dirigió en 2001 para el tema 'Weapon of choice', de Fatboy Slim. Aquella vez el que se soltó fue el actor Chistopher Walken.

Otro de los elementos más destacados del spot son los efectos especiales: el láser, el sonido casi inaudible el inicio y la cámara invisible en las escaleras llenas de espejos.


El corto, tal como la ha definido Kenzo en un comunicado, ha arrasado en las redes sociales. Incluso ha sido considerado el mejor anuncio del año. Además, en menos de cinco días ha conseguido casi un millón de visitas en Youtube y los usuarios de Facebook que lo han compartido se cuentan a miles. elperiodico.cat

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios