En Miami, Estados Unidos, una mujer dejó el modelaje para dedicarse a la meditación. Lo más insólito de todo es que entendió que ese camino le "pidió" agrandarse sus senos para poder ayudar espiritualmente a otras personas. Se sometió a más de 100 cirugías para quedar así. Lacey Wildd es una ex modelo de 46 años que quiso dar un vuelco importante en su vida y decidió cambiarla por completo para decicarse a la meditación. 

La rubia recientemente se sometió a más de 100 procedimientos estéticos con el fin de aumentar el tamaño de sus pechos. Pero lo más insólito de todo es que la mujer, originaria de Miami, Florida, saltó a la fama luego de que asegurara que "el Universo me dio instrucciones de inflar mis senos". Con ese mensaje, pretende ayudar espiritualmente a otras personas.

Ahora, miles de fanáticos la conocen como "Tetona Lacey", pero al mismo tiempo aplauden que haya dejado su antigua vida glamurosa para dedicarse a la meditación.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios