Memorial dedicado a las 400 víctimas del pulpo gigante que atacó el ferry de Staten Island en 1963. Es una obra impactante, sobre todo porque la han colocado en Battery Park, en el sur de Manhattan, justo donde atracan los ferrys que llevan a Staten Island y a la Estatua de la Libertad.

Es una ruta habitual de los turistas que visitan New York, y son éstos los que más se impresionan al contemplar el monumento que han colocado ahí en memoria de las 400 víctimas del pulpo gigante que atacó unos de esos barcos en el 22 de noviembre de 1963. Justo el día en que asesinaron a Kennedy.
Las escultura, de bronce, escenifica con todo detalle el drama. Una placa explica el sentido de la obra: "En recuerdo de los pasajeros y tripulación del Cornelius G. Kloff, que perdieron sus vidas el 22 de Noviembre de 1963 en uno de los más misteriosos y trágicos accidentes marítimos de la historia de América."


Emotivo y, como nuestros lectores más sagaces ya habrán adivinado, completamente falso. Es una performance que el artista Joe Reginella, junto a su equipo, promociona repartiendo flyers por la zona para que los turistas visiten un museo ficticio al que se puede acudir, claro, en ferry. NOPUEDOCREER.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios