Como no podían pagar un hogar apropiado luego de casarse, una pareja china se trasladó a una cueva en la montaña, cerca de la ciudad de Nanchong, y han estado viviendo allí durante los últimos 54 años. 
Liang Zifu, de 81 años, y Li Suying, de 77, encontraron la cueva tres años después de su boda, y como no podían permitirse el lujo de comprar una casa de verdad, decidieron convertirla en su hogar y formar allí una familia.
En un principio, compartían la inusual morada con otras tres familias, que ya se mudaron, al igual que con los cuatro hijos de la pareja, que también se fueron, pero la pareja de las cavernas ni siquiera piensa en dejar su hogar.


Luego de que su historia se difundiera en los medios de comunicación chinos, las autoridades locales trataron de persuadirlos a irse, y se ofrecieron a proporcionarles una casa más cómoda, pero ellos se negaron por completo.
La pareja de ancianos ha pasado toda su vida convirtiendo la cueva en una acogedora vivienda, que ahora cuenta con tres habitaciones, una cocina y una sala de estar. Liang incluso transformó el techo en un pequeño jardín donde crecen todos los productos que necesitan para sobrevivir, y estableció un   chiquero que les proporciona la carne fresca. Un pozo cavado cerca de la entrada permite el suministro de agua limpia en la casa, e incluso tienen acceso a electricidad.


Su historia ha sido un tema popular en las redes sociales chinas recientemente, y mientras que algunas personas han expresado su preocupación por su bienestar, al vivir aislados de la sociedad, la mayoría declaró su admiración por la capacidad de la pareja para formar una familia en condiciones tan austeras, con unas pocas personas, incluso diciendo que les envidiaban vivir una vida pacífica, feliz, lejos del ajetreo y el bullicio de las ciudades ocupadas de China. PERIODISMO.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios