TOMABA UN CAFECITO EN EL BAR Y LA DEJARON ENCERRADA


Una mujer de 53 años tuvo que ser auxiliada por la policía tras haber quedado privada de su libertad en un comercio de la ciudad santafesina de Rosario. La víctima se encontraba tomando un café cuando le dieron ganas de ir al baño, pero cuando terminó de hacer sus necesidades ya no había nadie en el lugar y la puerta estaba bloqueda con candado.

Un hecho muy curioso sucedió en el centro de Rosario, cuando una mujer que se encontraba tomando un café en un bar se levantó para ir al baño, demoró unos instantes y cuando salió, observó que el local estaba vacío y cerrado con candado. Debió intervenir la policía, que la sacó por los techos.

De acuerdo al informe policial, el episodio ocurrió en un bar del microcentro de la ciudad. Una mujer de 53 años que se hallaba tomando un café, fue al baño y al salir vio que los clientes se habían retirado y que los empleados habían cerrado la persiana del negocio, según informa el sitio rosario3.com.

La mujer se comunicó por teléfono con su esposo, avisándole que se había quedado encerrada. Inmediatamente, el hombre llamó a la policía, que al llegar al lugar y mediante la autorización del encargado de una playa del estacionamiento lindera, pudieron sacar a la mujer por una salida de emergencia y por los techos.cronica.ar

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.