La crisis agudiza el ingenio, y si no, que se lo digan a la inmobiliaria Hunters Properties del municipio burgalense de Aranda de Duero, que ha sembrado la polémica al poner por primera vez a la venta una tumba como si se tratara de una casa. Y es que si es difícil vender cualquier cosa en general, dentro del mercado inmobiliario se complica la cosa aún más y hay que llamar la atención a toda costa. La descripción, más propia de un piso que de una sepultura, es la siguiente: "Precio: 2.500 euros; estado: Seminueva; capacidad: Tres personas; zona tranquila; interior; certificado energético: No disponible". 
La creativa inmobiliaria remata el anuncio con un "¡Se aceptan ofertas!" y su eslogan, que hace justicia al "inmueble" que ofertan: "Si se vende, lo tenemos". Quizá no consigan venderla, pero lo que sí es seguro es que conseguirán mucha repercusión tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación. 20MINUTOS.ES
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios