Francia ha inaugurado la primera carretera con paneles solares del mundo, cubierta por 2.800 metros cuadrados de paneles generadores de electricidad, en la pequeña localidad normanda de Tourouvre-au-Perche, al noroeste del país, informa 'The Guardian'. 
La construcción de esta ruta nueva de un kilómetro de longitud, que será utilizada por unos 2.000 automovilistas al día durante un período de prueba de dos años, ha costado 5 millones de euros. 
La construcción de esta nueva ruta, que será utilizada por unos 2.000 automovilistas al día durante un período de prueba de dos años, ha costado 5 millones de euros. Este tiempo es necesario para determinar si la carretera puede generar energía suficiente para alimentar el alumbrado público del pueblo de 3.400 residentes.
La carretera, de un kilómetro de largo, está formada de paneles solares resistentes que pueden soportar el peso de cualquier vehículo, según la compañía de construcción Colas, que ha corrido a cargo de este proyecto. La empresa, que espera reducir los costos de producción de los paneles solares, cuenta con cerca de un centenar de proyectos más de construcción de carreteras con paneles solares, tanto en Francia como en el extranjero.
Sin embargo, los críticos cuestionan la rentabilidad del proyecto. "Es, sin duda, un avance técnico, pero para desarrollar las renovables hay otras prioridades que una instalación sobre la que estamos más seguros acerca de su carestía que de si terminará funcionando", comenta Marc Jedliczka, vicepresidente de la Red para la Transición Energética (CLER).
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios