Micky Zilbershtein es el nombre del artista. En esta pieza audiovisual podemos disfrutar de la calidad de esta obra en la que el autor consigue captar la belleza mística subyacente en el pedo que una señorita expele debajo del agua. La magia surge al combinar la técnica del slow motion a 120 imágenes por segundo con la música del duettino Sull’aria, de la ópera de Mozart Las bodas de Figaro.

  Visto en DangerousMinds - nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios