Moda pasajera para hipsters o práctica espiritual moderna, lo cierto es que esta curiosa disciplina está ganando adeptos en todo el mundo. Cerveza + Yoga = Beer Yoga: una curiosa forma de elevar la consciencia (FOTOS)Jason Reed.
Para amantes de la cerveza a los que les gusta el yoga; para yoguis que aman la cerveza; y para cualquier curioso que tenga más de 16 años: este es el público al que se dirige esta nueva modalidad de yoga, a medio camino entre la relajación terrenal y la iluminación espiritual: el Beer Yoga, o yoga con cerveza .

Sus orígenes son recientes y se sitúan en Alemania, aunque ha calado rápidamente en otras partes del mundo. En Australia, por ejemplo, ha tenido una buena acogida. Tal vez una moda pasajera para hipsters o, quién sabe, un nuevo camino de evolución en el yoga, lo cierto es que aunque tiene un aspecto muy divertido, la propuesta va bastante en serio: "el Beer Yoga es divertido, pero no es una broma; tomamos la filosofía del yoga y la emparejamos con el placer de beber cerveza para alcanzar su nivel más alto de conciencia", explican Emily y Julha, profesoras certificadas de Yoga y grandes amantes de la cerveza, en su página web Bieryoga.de.
Tal vez los puristas más rigurosos del yoga nunca aceptarían incluir un botellín de cerveza en sus sesiones, pero para el resto de las personas podría ser muy agradable dar un traguito de vez en cuando, para aliviar las tensiones entre postura y postura. A medio camino entre la práctica espiritual y la reunión de amigos, una sesión de Beer Yoga puede ser una excelente manera de conocer gente nueva en un ambiente sano y distendido al mismo. 

El lugar adecuado de las sesiones del Beer Yoga no son los ashrams ni los templos sagrados, desde luego; en cambio, son ideales para bares, y lugares agradables al aire libre, e incluso para festivales o fiestas de cumpleaños. Cerveza, relajación, salud y consciencia...¿qué puede haber de malo en ello? rt.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios