El norteamericano Walead Beshty es uno de los escultores más perezosos que ha existido jamás. Para crear su colección llamada FedEx works tan solo se ha esforzado en diseñar unas cajas de vidrio del tamaño justo para que encajen en una caja estándar de la compañía de transporte FedEx. Se trata de una clase de cristal que no salta en pedazos al golpearse, sino que se cuartea, este es un factor importante.

A partir de ahí, ha enviado cada unidad a un museo o galería diferente, dejando en manos de sus responsables la ubicación final de su obra.

El resultado, con las cajas de vidrio dañadas, las de cartón creando una pareja única e indivisible, y con todos los datos del envío como nombre de la obra es... impactante. Y artístico.

Visto en Colossal - nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios