CONVIERTEN LA OBSERVACIÓN DEL TRÁFICO EN ATRACCIÓN TURÍSTICA


Estar atascado en el tráfico, o tratando de cambiar de carril en una autopista cargada no son las cosas más relajantes del mundo, pero un empresario de Indianápolis piensa que sentarse sin hacer nada al costado de una carretera y ver a otros conductores pasar por estas pruebas diarias puede ser bastante entretenido, e incluso terapéutico.
La mayoría de los automovilistas conducen más allá del gran espacio cubierto de pasto entre las carreteras I-65 y I-70 en Indianápolis sin dedicarle un segundo pensamiento, pero el empresario local Tom Battista piensa que el suelo no urbanizado tiene el potencial de proporcionar entretenimiento en forma de tráfico. Quiere convertirlo en un punto de encuentro donde la gente puede reunirse para socializar y relajarse viendo los coches pasar, o simplemente observar el atascamiento del tráfico. Tom reconoce que se trata de una idea loca, pero también está seguro de que a la gente le va a encantar.


Battista dice que sentarse en el espacio entre las carreteras I-65 e I-70 puede ser entretenido “porque estamos aquí sentados tranquilamente mientras ellos (los conductores) están preocupados sobre si avanzan o no. Pueden escucharse las bocinas y a la gente muy exaltada. Pero nosotros estamos donde tenemos que estar, observándolos. Nuestra presión sanguínea está bajando. La de ellos está subiendo”.

“¿Ya vendió su idea? Bueno, la Administración Federal de Carreteras aún no está de acuerdo…”

“De ninguna manera, nunca vamos a hacer eso”, le dijo la Administración de Carreteras a Tom, incluso después de oír que las autoridades Indianapolis estaban listas para seguir adelante con su proyecto. Sin embargo, no piensa aceptar un simple “no”, por lo que ahora está tratando de recaudar fondos para el lugar de observación del tráfico con vistas a las dos carreteras a través de crowdfunding. Comenzó una campaña en Patronicity, pero con 50 días para el final, aún no recaudó ni un solo dólar de la meta de USD 41.000.



El empresario de Indianápolis dice que va a necesitar un total de USD 82.000 para convertir en realidad “The Idle, A Point of View”. Se prevé la creación de tres filas de asientos y una sombrilla en la cima del montículo de visión, para que la gente pueda ver el tráfico en comodidad. Para que no haya preocupaciones por la seguridad, se construirá una cerca justo debajo del área de visualización para asegurar que nadie puede alcanzar la carretera, y no se construirán estructuras en la zona.

“Es una locura y lo entiendo, pero estoy un poco loco”, dijo Battista riendo. “Soy un gran defensor de la ciudad y siempre lo he sido, y creo que va a ser un lugar donde la gente va a traer a sus amigos porque es un plan muy loco”.

No hay comentarios: