El hombre acudió al urólogo como consecuencia de una infección que durante mucho tiempo había tenido en su testículo derecho. La analítica le costó el divorcio. Tras haber convivido con su mujer durante 35 años, y haber tenido, o eso creía él, nueve hijos juntos, un hombre marroquí ha solicitado el divorcio y ha denunciado a su mujer. La razón para ello es que este hombre ha descubierto que ha sido estéril durante toda su vida, tal y como informa 'Al Massae'.
El hombre, maestro de profesión, acudió al urólogo como consecuencia de una infección que durante mucho tiempo había tenido en su testículo derecho, pero que hasta ahora no le había producido dolor alguno. Tras realizarse unos análisis, el facultativo le dijo que era estéril, y su condición de infértil estaba ligada íntimamente a la infección. Tras la analítica, el hombre ha presentado una denuncia contra su mujer por adulterio, delito penado en Marruecos.
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios