Rèmy 'la rata', protagonista de la película  Ratatouille, ambientada en París, puede que haya dado un buen nombre a los roedores. Los vecinos de la capital no piensan lo mismo. El alcalde de uno de los distritos de la capital ha lanzado un mapa interactivo para mostrar cómo las ratas han infectado su distrito.
Geoffroy Boulard, que lanzó  signalerunrat.paris este lunes, ha acusado a las autoridades de la ciudad de no abordar el problema y dijo que la culpa no puede ser solo de la gente que deja tirada la basura por la calle, lo que da comida a los roedores.
Este político contó en  Le Parisien que decidió actuar después de enterarse de que una guardería local estaba infestada de ratas. En pocas horas, docenas de residentes del distrito 17 de Boulard (al noroeste de París) habían informado de numerosos avistamientos, tanto de ejemplares vivos como muertos.
"La presencia de ratas en el espacio público es preocupante y cada vez más grave. Teníamos una guardería llena de ratas vivas y muertas, y nadie está asumiendo responsabilidades. Es una cuestión de salud pública. La ciudad tiene que reaccionar ante este problema sanitario. No es solo cosa del distrito 17", dijo Boulard a BFMTV.
El Ayuntamiento también ha abierto una línea telefónica para recibir llamadas sobre ratas para los que no tienen acceso a Internet. También se ha puesto en marcha una campaña de carteles en los parques locales y en los tablones de anuncios municipales para recordar a la gente que no tiren basura al suelo y que limpien después de sus meriendas.
Boulard ha explicado también que espera que la campaña ejerza presión sobre el Ayuntamiento y que actúe. "Si es una prioridad para ellos, deberían trabajar más duro. Tan pronto como un vecino o un visitante haga un informe se lo haremos saber al Ayuntamiento y el mapa interactivo se actualizará cada vez que haya una intervención. Un icono de una pala reemplazará el dibujo de rata en el mapa. Eso si se interviene. "No puedo seguir sin hacer nada sobre esto".
Una pareja de ratas pueden tener hasta 32 crías al año, lo que a su vez puede producir una colonia de más de 900 animales en el espacio de un año, siempre que tengan suficiente alimento y las condiciones adecuadas.
Aunque que el Ayuntamiento lleva a cabo con regularidad operaciones para erradicarlas, Stéphane Bras, un experto en plagas, dice que no es suficiente. Incide en que los ciudadanos, las tiendas y las empresas privadas tienen que aportar su granito de arena.
"Los edificios no son herméticos y si se actúa en uno de ellos, las ratas se van a otro. El Ayuntamiento lleva a cabo acciones, pero deben ser apoyadas por otras organizaciones privadas", explica Bras. Añade que no hay más ratas en París que en otras ciudades, pero que son más visibles.
"Cuando están en las alcantarillas son útiles. Cuando llegan a nuestro nivel, pueden ser dañinas... en términos de imagen, para una ciudad como París o Nueva York, ver ratas corriendo por la calle tiene un efecto horrible para los vecinos y los turistas", concluye.

Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios