No es exactamente de papel, sino de poliestireno expandido, pero su silueta representa con fidelidad la clásica figura de los avioncitos realizados con hojas de papel tamaño folio.
Tampoco vuela más alto, ni vuela más lejos (necesita ser lanzado desde una superficie elevada), pero sí es el que triunfa por todo lo alto cuando se trata de comparar tamaños.
En cualquier caso, es suficientemente friki para que dediquemos unos minutos a observar el proceso de fabricación y el consecuente bautizo aéreo. - nopuedocreer.com

Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios