El mareo es una de esas sensaciones desagradables que pueden convertir el placer de viajar en una gran pesadilla. Y son muchas las personas -de todas las edades- que los sufren cuando se desplazan en coche, sobre todo si hacen otras tareas durante el trayecto, como leer o escribir mensajes en el móvil. Para hacer frente a la cinetosis (así se denomina técnicamente el mareo por movimiento), Citroën acaba de presentar un gadget. Se trata de unas gafas que, bautizadas con el nombre de Seetroën, eliminan el malestar.
Es este caso, la dolencia está provocada por un desequilibrio entre las señales que llegan al cerebro y las que reciben los oídos, los dos órganos que se encargan de mantener la estabilidad de nuestro cuerpo. Es decir, al moverse, el cuerpo experimenta una disonancia entre lo que ve y lo que siente. Para solucionar este conflicto sensorial, las gafas recrean la línea del horizonte por medio de un líquido de color que se encuentra en los anillos situados alrededor de los ojos.
Se trata de cuatro aros sin cristal que están ubicados en la parte frontal y en la lateral, de modo que el líquido se mueve de un lado a otro y hacia delante a atrás. En su creación se ha utilizado la tecnología Boarding Ring, desarrollada por la start up francesa del mismo nombre. Como carecen de vidrios se pueden utilizar encima de otras gafas y se pueden compartir con otras personas.
Según explica la marca, hay que ponérselas cuando se notan los primeros síntomas. Tras unos 10 ó 12 minutos, el dispositivo permite a la mente resincronizarse con el movimiento percibido por el oído interno, mientras que los ojos se mantienen fijos en un objeto inmóvil como un Smartphone o un libro. Este dispositivo paramédico, patentado y probado, tiene una tasa de eficacia del 95%, y puede ser utilizado por personas mayores de 10 años.
Citroën las acaba de poner a la venta en su boutique online lifestyle por un precio de 99 euros. Quienes carezcan de ellas, pueden ir a la farmacia a comprar medicamentos específicos como la Biodramina o seguir los siguientes consejos para evitar los mareos en el coche.

Los adultos que acostumbran a sufrir este malestar, es mejor que viajen en el asiento del copiloto y fijen la mirada hacia el horizonte. En el caso de los niños, es conveniente sentarlos en la plaza central trasera para que también puedan centrar su mirada hacia delante. Durante el trayecto, hay que hacer paradas de descanso, hidratarse bien y evitar las altas temperaturas. Asimismo, el conductor tiene que elegir un recorrido con el menor número de curvas posible y debe llevar a cabo un pilotaje suave, sin acelerones ni frenazos. Si tomando todas estas precauciones, aparece el mareo, no queda otra que ser precavido y llevar alguna bolsa en el habitáculo… - lavanguardia.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios