ÚLTIMAS ABSURDIDADES

SEXO CON ROBOTS: LOS PRIMEROS ANDROIDES SEXUALES HABLAN DE AMOR



El 2020 es el año uno de la vida online. Si internet colapsa, se esfuma el trabajo, la información, los amigos, los recuerdos y posiblemente los amantes. Este año, el sexo también se ha digitalizado con éxito. La COVID-19 ha multiplicado las ventas de juguetes eróticos y ha hecho que el sexo por vídeo chat se practique en las mejores familias. Ya pocos ligan si no es en Tinder o sucedáneos, y el succionador de clítoris se ha convertido en fondo de armario para toda una generación que disfruta de las máquinas a solas, en trío o en pareja sin pudores de otro siglo. Las máquinas para el placer de hoy ya no consuelan a nadie, no tienen ese rollito. Ahora se venden en Instagram, se conectan por Bluetooth y amplifican el juego.

La realidad virtual genera el mejor porno de todos los tiempos y la Inteligencia Artificial hace sus primeros pinitos en el territorio del placer. Los primeros androides sexuales, muñecas híperealistas con un computador en la cabeza, están programados para amarnos. La posibilidad del sexo con robots es algo que lleva años formando parte del cine, las series y los cortometrajes. Harrison Ford hizo el amor con una replicante en Blade Runner antes de ser Indiana Jones y abrió en nuestra ética erótica la posibilidad de que no fuera malo el amor y el sexo con un androide. Han pasado casi cuarenta años desde entonces. Tiempo de sobra para que la tecnología se haya comido el mundo y los robots hablen con ternura. Es cierto que en series recientes como Westworld o Black Mirror, las opciones de sexo con máquinas más o menos calentitas suele terminar fatal. Digisexdreams es un ejemplo. Se trata de un videoclip creado por el brasileño Joao Antunes Jr, que se define a sí mismo como ilustrador de ciencia ficción Ciberpunk. Participó en el ROS Film Festival, Los robots sexuales aún son muy caros, y perduran ciertos tabúes respecto a su uso. Sin embargo, las previsiones para el futuro son que estas limitaciones desaparezcan

LAS REALDOLL SE EXTIENDEN - “Mi nombre es Harmony, y te voy a amar siempre” Real Doll X es el primer robot sexual con inteligencia artificial de venta a todos los públicos. Con el nombre de «Harmony» y con un precio de entre 14.000 y 18.000 dólares, las compañías Real Doll y Realbotix lanzaron la primera de estas muñecas en 2018, en 2019 la mejoraron, y en el año de la COVID-19 han sacado al mercado su versión con una cabeza robótica con IA. La muñeca funciona mediante la aplicación Harmony, disponible, bajo suscripción anual de 29,99 dólares, para iOS y Android. Puede activarse el modo enamorada, amiga leal, o Modo X, que dice guarradas. En el modo enamorada, habla de amor como nadie, y aprende qué frases son las que te gusta oír cada día de tu vida. El Protocolo 40058 según la empresa que la comercializa, hace que cada muñeca sea fiel a su único dueño Harmony es una aplicación de chat bot, capaz de aprender, que acepta actualizaciones. El Protocolo 40058 según la empresa que la comercializa, hace que cada muñeca sea fiel a su único dueño. Lo único robótico hasta ahora está dentro de la cabeza. El resto del cuerpo es de silicona suave y cálida al tacto. - quo.es

Compartir:  

Comentarios