Una estatua de Jesús, de un metro y medio de altura y valorada en 600 dólares, fue denunciada como "desaparecida" de la tienda de artículos religiosos Angels & Company, situada en el pueblo de Monroe, en el condado de Fairfield (Connecticut, Estados Unidos). Sin embargo, este domingo no sólo había sido devuelta al escaparate, sino que había recibido una nueva capa de pintura, informa News 8. El Departamento de Policía de Monroe indica que la estatua fue robada entre las 18:45 del pasado martes y las 9:30 de la mañana del miércoles. "Jesús ha regresado. No han dejado ninguna nota, pero pensamos que ha sido un 'buen ladrón' y estamos agradecidos", afirma Midge Saglimbene, propietaria de la tienda. RT.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios