El fin de semana pasado, las marcas DBGB y Morgenstern’s Finest Ice Cream se juntaron para crear una nueva golosina congelada, que luce bastante horrible, pero que sabe como un exquisito postre.  
El DBGB Cool Dog (7,50 dólares) es una idea original de los alocados científicos culinarios Nick Morgenstern y Daniel Boulud, que, a pesar de sus estrellas Michelin, tienen un antojo particular por las salchichas ahumadas.

“Siempre he tenido una pasión por los hot dogs”, contó Boulud en DBGB, su restaurante en Bowery. “He vivido en Dinamarca, y los hot dogs eran parte de mi vida, los comía casi cuatro veces a la semana.”

Para los festejos del 4 de Julio, el chef vio la oportunidad de tomar su alimento tubular favorito de carne para alcanzar nuevas alturas.

“He visto helado de tocino, he visto helado de foie gras, he visto todos los helados del mundo, pero nunca un helado de hot-dog.” Y así nació el Cool Dog.

El helado tiene una mezcla de sabores dulce, salado, y ahumado, y es infundido con el sabor de las salchichas hechas en casa de DBGB. El tubo helado se asienta en un pan de brioche tostado, y se remata con salsa de tomate de baya, miel y mostaza picante, y repollo en vinagre confitado.

“Estás loco”, le dijo a Boulud su chef de repostería. “¿Estás loco?”, le dijeron sus amigos cercanos. Pues bien, el resultado final es una locura, pero una buena locura. periodismo.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios