El futbolista portugués del Real Madrid se resintió de su lesión en la muñeca y pidió auxilio ante su imposibilidad para conducir. Se marchó del lugar en ambulancia y una grúa acudió a recoger su coche, un Lamborghini Aventador. Cristiano Ronaldo es todo un amante de los coches. Tras la adquisición de su último capricho navideño, un Mercedes-Benz GLE de 585 caballos de potencia con un precio superior a los 150.000 euros, que incluyó en su ya extensa colección de vehículos de lujo (por cuyos seguros paga alrededor de 70.000 euros al año), el futbolista portugués cogió el pasado fin de semana uno de ellos para hacer una excursión con su pareja, la española Georgina Rodríguez. 
Según informa el diario ABC, el delantero del Real Madrid se encontraba junto a su pareja en el madrileño puerto de Navacerrada. Allí, el reciente ganador del Balón de Oro comenzó a sentir dolor en su muñeca derecha, en la que sufrió un percance que le obligaba a llevar un vendaje, y vio imposible continuar conduciendo su coche, un Lamborghini Aventador. Fue precisamente ese coche el que le valió toda una lluvia de memes cuando lo presentó en sociedad en su cuenta de Instagram. El luso se vio obligado a llamar a la Guardia Civil para que acudiese en su auxilio, y tuvo que volver a casa en ambulancia y dejar su coche allí a la espera de que una grúa lo remolcase hasta su domicilio, situado en la urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón.20MINUTOS,ES
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios