Will Zeven es un joven youtuber peruano que ha ganado más de 15.000 suscriptores a base de publicar retos extremos, absurdos y tontos. Comerse una mazorca de maíz clavada en un taladro, beberse de un tirón el jugo de 100 limones (y no vomitar en el intento) o ponerse un piercing en el pezón son algunas de las hazañas que ha publicado el chico, a quien también le gusta subir vídeos subidos de tono, groseros y sexistas. Pues bien, Will Zeven ha traspasado la línea roja del todo por un 'like' al verse mutilado después de uno de sus propios 'challenges'. Su caso recuerda otros también polémicos como el de 'caranchoa' o lo que le dio galletas con pasta de dientes a un mendigo.



En este caso se trataba del reto "beso o patada a los huevos" [sic]. Will Zeven buscaba chicas para jugar a la piedra, papel, tijera'. Si ganaba él, llevaba un beso. Si ganaba ella, lo que recibía el interfecto era una patada en la entrepierna. Pero el tiro le salió por la culata cuando una de estas jóvenes le pegó de tal manera - "Había olvidado decirle que sabía karate", dice la chica en el vídeo- que le produjo "Captura testicular postraumática".
Zeven tardó tres días en volver a caminar bien. Después de dos semanas de dolor, finalmente, fue al médico y fue operado. Él mismo ha subido el vídeo resumen de los hechos, con imágenes de la intervención en la que le extirparon el testículo. "Lo que me pasó no me da vergüenza, ni tampoco me hace ser menos hombre. Mis genitales siguen normales, podré tener hijos y relaciones con normalidad", ha explicado a 'El Mundo'. "Quiero que esto sea un ejemplo para las personas que quieran hacer el reto. Que tomen precauciones", dice. - elperiodico, 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios