Tras discutir el código de vestimenta laboral con Dios y recibir un permiso para vestir una sotana de verano, el Papa Francisco ha oficiado misa esta mañana luciendo por primera vez una versión corta de su atuendo que le permite hacer frente a las altas temperaturas, según han informado fuentes del Vaticano.

“Cuando hay temperaturas superiores a los 30 grados, el Santo Padre tiene permiso de Dios Todopoderoso para optar por una versión más ligera de la sotana, desprovista de mangas y cortada a media pierna, que le permitirá sudar menos mientras oficia”, ha explicado el padre Almunia, teólogo y portavoz español del Vaticano, que no ha querido desmentir ni confirmar si el Papa lleva ropa interior bajo la sotana o no.

“El Vicario de Cristo debe permanecer fresquito y la Iglesia debe ir adaptándose al cambio climático si quiere sobrevivir”, argumenta el prelado. El Sumo Pontífice optará, pues, por la versión veraniega de la sotana papal hasta septiembre, momento en el que podrá recurrir a la sotana de otoño, de franela y con capucha.

Fuentes del Vaticano confirman que Dios ha denegado al Papa el permiso para añadir cubitos de hielo al agua bendita y granizado de limón a la sangre de Cristo. - via: elmundtoday.com

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios