Todos aquellos con jardín y árbol tienen la obligación de instalar un columpio para crear ambiente. Eso está regulado por las leyes de la cortesía. Ahora bien, todo columpio se caracteriza por un rasgo terrible: te rompe el culo. Por mucho que acolches el asiento, la gravedad se cabrea mucho cuando le hacen trucos sucios y tira más fuerte. El resultado es obvio: los que se columpian acaban con las piernas dormidas y el culo tan plano que si le ponemos un flexo y un cubilete de bolígrafos Bic serviría de escritorio.

Berto Aussems ha dado con una especie de solución. Los WeDangle son pantalones que se cuelgan del árbol y consiguen que te sientes en el aire. La gravedad seguirá cabreada, claro, pero no tiene de dónde tirar. Si la posición elegida es cómoda o no ya se verá, pero a primera vista yo calificaría el invento de imprescindible. Además, me gustaría entrar a una casa y ver a tres o cuatro personas colgadas de los árboles. Es, no sé, algo que siempre he querido vivir.



Visto en Incredible Things - nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios