Dos hombres de la región de Pavloda, en el noreste de Kazajistán, han sido detenidos por robar 46 sacos llenos de piñas, conocidas también como estróbilos o conos, de un servicio forestal, informan medios locales. Los kazajos planeaban vender su botín, que pesaba más de 1.200 kilos, a su legítimo propietario para obtener unos 1.000 de dólares por ello. Los dos hombres han sido acusados de robo y podrían ser condenados a realizar un servicio comunitario, a pagar una multa o incluso a cumplir una pena de prisión de hasta cinco años.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios