Una estudiante de la universidad de Edimburgo estuvo a punto de ser expulsada de un consejo de estudiantes por levantar la mano para hablar. Imogen Wilson quería intervenir en el debate que estaban teniendo sus compañeros cuando éstos la acusaron de haber violado 'el espacio seguro' y los asistentes votaron para decidir su expulsión.

La joven explico al Huffington Post: "Levanté los brazos en desacuerdo y fue por eso por lo que me acusaron de haber violado el espacio seguro"

La política de la Asociación de Estudiantes dice que los miembros del Consejo deben ser respetuosos y considerados. De hecho, uno de sus artículos dice: "Abstenerse de hacer gestos con las manos que denoten desacuerdo o cualquier otra acción que lo indique con un punto o puntos de los que se estén tratando.Los desacuerdos sólo deben ser evidentes en el curso normal del debate".

El Consejo realizó una votación para decidir si Wilson abandonaba la reunion acusada de romper las reglas: 33 personas la apoyaron y 18 eligieron que se retirase del encuentro. ANTENA3
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios