El ultimátum ha sido tan demoledor como humillante: "O pierdes peso o pierdes tu trabajo". Después de 20 años trabajando en la televisión y la radio egipcia, la presentadora Khadiga Khattab y siete compañeras han sido suspendidas durante un mes con el argumento de que tienen sobrepeso para aparecer ante las cámaras.

"Es injusto", ha declarado a 'The guardian' la presentadora para añadir: "Es descriminatorio, una discriminación entre hombres y mujeres. No han ido a ningún hombre a decirle que estaba gordo y que le suspendían. Solo a mujeres".

"Mi apariencia es de mi incumbencia, no de la de ellos" Es una cuestión privada y, de hecho, soy como una mujer egipcia es. No se puede juzgar a una presentadora por lo que pesa", añade la veterana profesional.

El programa de Khattab’s, bajo el título de 'Itelala', se emite en la televisión pública cada viernes a las 9 de la noche. Aborda los acontecimientos sociales y culturales de la semana, con invitados que acuden al estudio. "Tengo una larga trayectoria de programas exitosos y mi puesto quedará vacío si dejo mi programa como resultado de este tema", ha puntualizado.

La pregunta que me hago és: ¿No hay ningún presentador egipcio masculino con sobrepeso?, porqué lo que importa és la información, no el peso físico de quien la de. ¿O no és así?
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios