Un hombre no se dio cuenta que el insecto reposaba en su vaso y se lo tragó. La abeja lo picó en la tráquea provocándole la muerte por atragantamiento. Su mujer e hijos tuvieron que ser atendidos por el shock que sufrieron al verlo morir.
Un hombre de 52 años, Tomás Rangel, falleció en el barrio de San Miguel del Estado de México, luego de tragarse a un insecto que reposaba en su bebida. "Estaba tomando cerveza, pero en un trago se comió a la abeja. De lo tomado que ya estaba, no se fijó lo qué había en el vaso. Cuando los paramédicos lo revisaron, ya no pudieron hacer nada: estaba muerto. Sus familiares trataron de salvarlo pero no pudieron. La abeja le clavó el aguijón en la tráquea y falleció por atragantamiento", informaron desde el hospital al que fue llevado.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios