Amy Alexander, una chica inglesa, le regaló a su novio Duncan Robb unas entradas para ver a Red Hot Chili Peppers en Belfast (Irlanda) junto a dos billetes de avión. La joven compró los boletos por 30 euros, un detalle que obvió. “Además, vi que la fecha era el 10 de febrero, así que podría llegar el fin de semana del Día de San Valentín: matar dos pájaros de un tiro”, explica la chica en su cuenta de Twitter.

La pareja organizó durante semanas el viaje de Reino Unido a Irlanda para asistir al esperado evento. Y, una vez allí, en Belfast, y diez minutos antes de que comenzara el concierto, descubrieron que se trataba de Red Hot Chilli Pipers, una banda de gaiteros. La diferencia estaba entre PEPPERS i PIPERS, esperemos que al novio de Duncan Robb le gustara la insoportable música de la gaita.
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios