Días después de la aprobación del matrimonio homosexual en Estados Unidos, Ryan Uhler, un joven del país, quiso hacer una broma al respecto. Para ello publicó en su muro de Facebook un comentario en el que decía que se quería casar con su perro. "Amo a mi perro Rocco y él me ama, espero que algún día podamos casarnos".

El joven, que trabajaba como especialista de mercado digital en Grace Investment Group, fue despedido de manera repentina tras este comentario. La empresa no ha confirmado la razón del despido, pero parece que ese comentario ha sido el causante. Tal y como recoge el 'Huffington Post', Uhler no tenía la intención de ser despectivo, al igual que no le suponía ningún problema la reciente aprobación del matrimonio homosexual. Lo que para él era una simple broma para causar revuelo, para la empresa ha sido mucho más grave.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios