El dueño de un negocio instaló una ducha que "baña" a los que le hacen pis en la entrada. El vengador filmó las secuencias y las subió a YouTube para humillarlos. A pesar de no ser un delito, orinar en la calle no está bien. Puede ser visto como una contravención tal vez. Lo que es seguro es que se parece mucho a una gran falta de respeto. Sí, aunque sea una emergencia. Eso le pasó al dueño de este local, que se cansó de ver como le orinaban la puerta de su local y decidió cortar por lo sano: instaló una ducha para mojarlos mientras hacen sus "necesidades". via cronica.com.ar Además, los grabó en secreto, para humillarlos aún más. Luego, subió el video a YouTube y viralizó el comportamiento de los vándalos. visto en cronica.com.ar

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios