GOOGLE CONVIERTE EN ESTRELLA PORNO MUNDIAL AL PLATO DE CABRITO DE LAVIANA


La avalancha de visitas en la web de las XXX Jornadas del cabritu de Laviana (Asturias), celebradas el fin de semana pasado, pilló verdaderamente por sorpresa a sus promotores. Sabían que su especialidad está de vicio, pero no se esperaban que, de la buena mesa, el cabrito pasase a entrar por la puerta grande en el mundo de la pornografía en internet. Y es que la noticia de la celebración del evento acumuló, sin campaña previa más que la habitual, cientos de miles de visitas en unas horas.

¿La razón para tal sindiós? El inefable algoritmo de Google, que se tomó lo del “XXX” como lo que no era. El evento alrededor del cabrito que se celebraba en el pueblo de Laviana el fin de semana pasado buscaba poner en valor la riqueza natural, patrimonial e histórica, los legados campesinos y mineros y la gastronomía de la zona, con lo que los organizadores debieron de alegrarse sobremanera al comprobar que la información sobre la cita gastronómica había sido vista en un solo día por 437.239 personas, una gran parte de ellas, según cuenta La Nueva España, lo hacían desde Hispanoamérica.

Sonaba raro, pero de buenas a primeras, había gente interesada en el cabrito de Laviana en Guatemala, Montevideo, Santiago de Chile, Nueva York, Monterrey, Ciudad Juárez, Guadalajara, Acapulco, y hasta en en Quito o Arequipa, en Perú. Los promotores no salían de su asombro.

“Sabemos que nuestro plato está rico, pero no que iba a despertar tanta lujuria tras cruzar el charco“

Todo tiene una explicación

Tras analizar lo sucedido, descubrieron que todo era producto de un malentendido digital. Sí, digital. Los dígitos romanos XXX, habían sido interpretados por el algoritmo de Google no como el número treinta, si no como la triple X del porno. Eso, y que la palabra cabrito tiene connotaciones sexuales en algunos países de al lado del charco, hicieron el resto. En Perú, según la web Taringa, “cabrito” es un chico joven y homosexual y se utiliza como sinónimo de gay Debieron imaginarse que Laviana debía ser algún club o festival. Preferimos no pensar que esa patulea de internautas estuviesen buscando zoofilia.

Lo curioso es que, a pesar de que los internautas que entraban en la web debían descubrir pronto su error, permanecían según las estadísticas una media de 3 minutos y 35 segundos. ¿Otro error?
Dudamos que vuelva a suceder lo mismo en 2027, cuando las jornadas, esperamos, cumplan su edición número cuarenta. Entonces el numero será XL. Igual Google lo pone en búsquedas de ropa. Visto en La Nueva España -con información de Taringa, via publico.es


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.