Eléctrico, con ruedas, teledirigido y con un tamaño contenido: lo justo para alojar en su interior a un soldado del Imperio Galáctico o al mismísimo Darth Vader. Allan Carver, es el diseñador y creador de la nave, que ha realizado de manera totalmente artesanal. Respect. Todo son ventajas excepto, quizá, algún pequeño inconveniente. Hay que reconocer que su incapacidad para levantarse del suelo y de moverse a algo parecido a la velocidad de la luz puede ser un problema para los más puristas. - nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios