Quién le iba a decir hace 14 años que Freddy el colgao le iba a dar tantos problemas. James Meyers, de Carolina del Norte, ha sido arrestado por no devolver una película (dígase de paso, en formato VHS) que alquiló hace más de una década.

La policía paró el vehículo de Meyers en un control rutinario porque la luz de freno no funcionaba. Cuando los agentes le solicitaron el permiso de conducir, descubrieron que sobre él pesaba una orden de detención de 2002 por no haber retornado una película que había alquilado.

El hombre ha publicado un vídeo en Youtube en el que detalla cómo ocurrieron los hechos. “El tipo me lleva a la parte trasera del coche y me dice: ‘Señor, no sé cómo decirle esto, pero hay una orden de arresto emitida en 2002. Al parecer, alquiló una película, Freddy el colgao, y nunca la devolvió’”, explica Meyers.

El hombre aprovechó la ocasión para protestar por el trabajo de los oficiales de policía: “No están aquí para detener a traficantes de heroína”.
Ahora ha sido citado el 27 de abril, y podría hacer frente a una multa acusado de cometer un delito menor. lavanguardia.com

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios