Los propietarios de esta vivienda en la ciudad argentina de Córdoba se encontraron con esta insólita estampa en uno de los muros exteriores. Se trata de un ladrón de 26 años que entró a robar en la casa y que, a tenor de las imágenes, tuvo serios problemas al intentar huir.

Como se observa en la fotografía, difundida a través de Twitter, el joven se quedó literalmente colgado cabeza abajo al engancharse con su pantalón en las púas que protegen la vivienda.Los dueños de la casa se percataron de lo que estaba ocurriendo cuando la hija menor les alertó de que veía una zapatilla desde el interior del patio. Al salir al exterior, comprobaron de qué se trataba. Al parecer, según informan varios medios locales, pudo llegar a estar varias horas en esta incómoda posición.

El ladrón fue rescatado y trasladado a un centro sanitario donde le realizaron una inspección médica. Una vez recuperado, fue detenido y pasó a disposición judicial.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios