El envasado tradicional de la pasta podría calificarse de "vulgar" en el mejor de los casos; una bolsa de plástico con una ventanita y, en una esquina, el número de minutos de cocción que requiere. Por detrás, un recuadrito con las propiedades nutritivas y listo. Nada hace que una marca destaque sobre las otras.



Una carencia detectada y resuelta por la agencia de diseño rusa Nikita gracias a la original idea de asociar los diferentes tipos de pasta con un estilo de peinado. La marca que compre ese concepto tendrá asegurado el éxito en el lineal del supermercado.

Visto en BoredPanda-nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios